Antes de volver a usar las toallas sanitarias y los tampones convencionales, Infórmese

con No hay comentarios

Hoy, quiero hablar sobre dos productos de higiene femenina, y estoy hablando sobre las toallas sanitarias y los tampones. Aunque para las mujeres estos dos productos son muy comunes, lo que no es común es que muy pocas mujeres tienen conocimiento sobre los ingredientes ocultos que tienen estos productos.

A lo mejor, muchas de ustedes entenderán que esto es un tema muy delicado para discutirse abiertamente, pero por favor, no tomen esta información como ofensiva, inapropiada o muy personal. Yo entiendo que esto es un tema, por lo general, ignorado o rara vez discutido. Sin embargo, esto no quiere decir que deberíamos ignorar los riesgos que podríamos enfrentar con el uso prolongado de estos productos convencionales. Les comparto una expresión que escuché y que me encanto: “La ignorancia no es falta de inteligencia sino falta de conocimiento” por Dave Ramsey. En otras palabras, “el conocimiento te da seguridad” por el Dr. Cesar Lozano. Infórmese, es un derecho.

¿Dónde se basa el problema?

Bueno, buscando información sobre el tema, encontré que los empaques o etiquetas en la mayoría de las toallas sanitarias y los tampones contienen químicos no detallados. El motivo es que los fabricantes no están obligados a revelar los ingredientes de estos productos porque están regulados y aprobados como dispositivos médicos.

Generalmente, las toallas sanitarias y los tampones son hechos de algodón, rayón, material sintético y/o la combinación de los mismos. No obstante, cada marca de estos productos es diferente. Por ejemplo, algunos fabricantes de tampones usan una mezcla de rayón sintético y algodón para mejor absorbencia y porque también es más barato.

¿Qué ingredientes podríamos encontrar en las toallas sanitarias y los tampones convencionales?

En Estados Unidos, yo diría que la mayoría de las mujeres usan más tampones que toallas sanitarias, aunque ese no es un problema. El problema existe en los ingredientes tóxicos ocultos. Por ejemplo:

  • Para darle ese aspecto de color blanco, por lo general, usan productos derivados del cloro para el blanqueamiento. Ese procedimiento nos expone a dioxinas y furanos, compuestos químicos. Según Wikipedia,  

“Las dioxinas tienen elevada toxicidad y pueden provocar problemas de reproducción y desarrollo, afectar el sistema inmunitario, interferir con hormonas y, de ese modo, causar cáncer”.

  • Estos dos productos podrían contener residuos de pesticidas y herbecidas, posibles carcinógenos, debido a los cultivos de algodón. Un punto aclarar es que no necesariamente un tampón o una toalla sanitaria hecho de algodón es la mejor opción. Tenemos el problema que la mayoría de los cultivos de algodón son genéticamente modificados, o sea, GMO.
  • Para ayudar a neutralizar los olores, las toallas sanitarias y los tampones pueden venir con fragancia. En cambio, la mayoría de las fragancias son artificiales. En uno de mis artículos, Cuando Compras tus Jabones, ¿Sabes Realmente que Ingredientes Contienen?, expresé lo siguiente:

Lo irónico es que puedes encontrar la fragancia como ingrediente. Aun así, no encontrarás detalladamente todos los ingredientes utilizados para la elaboración de dicha fragancia en la etiqueta del producto. Es de aclararse que la FDA no exige la divulgación o revelación de todos los ingredientes usados para la elaboración de la fragancia en la etiqueta”. 

  • Las toallas sanitarias pueden contener látex, un alérgeno- reacción alérgica. Mayormente, se usa el látex para hacer las “alas” más flexibles en las toallas sanitarias. El problema se basa cuando esas “alas” hacen contacto directo con la piel.
  • Las toallas sanitarias podrían contener varias capas de plásticos para ser más absorbentes. En otras palabras, el plástico es derivado del petróleo. Además, tenemos el problema a la exposición de BPA, un material químico que se encuentra mayormente en el plástico.

¿Cuáles son los posibles riesgos a la salud?

De acuerdo con el grupo Las Voces de las Mujeres para la Tierra, Women’s Voices for the Earth, en inglés, ellas tienen varias preocupaciones debido a la exposición de estos químicos. Los riesgos incluyen cáncer, daño reproductivo, alteración endocrina y erupción alérgica. Otro riesgo importante a mencionar es la relación entre usar tampones convencionales y el Síndrome de Shock Tóxico (TSS), una enfermedad rara pero mortal. De hecho, cuando ustedes van a comprar tampones, el empaque tiene esa advertencia sobre TSS. Este grupo también habla sobre otros productos de higiene femenina de igual o peor toxicidad; p.ej., duchas vaginales, toallitas femeninas (wipes), crema contra la comezón y otros. Ver el reporte completo, aquí.

Recomendaciones y Alternativas más Seguras

  • Al elegir un producto procuren que el mismo sea libre de cloro (chlorine free), 100% de algodón y libre de fragancia.
  • Buscar marcas que divulguen los ingredientes.
  • Si vas a usar tampones que sean libres de BPA. Créeme, cuando son libres de BPA, la etiqueta lo dice.
  • Pueden usar la copa menstrual como la Diva Cup y/o las toallas sanitarias de telas (cloth pads)
  • Algunas marcas recomendables son Natracare, Seventh Generation, Maxim Organic Cotton, Organyc y L. Pueden comprar la mayoría de estas marcas en Amazon.

Mi opinión

Primero, yo nunca he sido una fanática de los tampones. Uso los tampones cuando la situación lo amerita, como ir a la playa. Segundo, aunque entiendo que yo llegué tarde en usar toallas sanitarias más seguras, hace 3 años, me alegro haberlo hecho. Tercero, no puedo hablar sobre ninguna experiencia con los cloth pads y la copa menstrual porque no los he usado.

Aunque las toallas sanitarias no convencionales son la mejor opción para la salud, esto no significa que no he encontrado desventajas en algunas marcas. 1) Más costosas; 2) Menos cantidades (aprox. 10 pads); 3) No se encuentran donde quiera y 4) No se adhieren bien a la ropa interior. Es de esperarse, no usan ingredientes tóxicos.

Yo he usado varias marcas como Natracare, Seventh Generation y L. La marca L., lo sé, un nombre no muy peculiar, es mi favorita, my top, hasta el momento. El precio fluctúa sobre $7.00, pero trae como 42 toallas sanitarias. En mi opinión, éstas son las mejores que he usado hasta el momento. Las toallas sanitarias de esta marca se adhieren bien a mi ropa interior, absorben muy bien y no extraño en absoluto las convencionales. A veces, añoraba las convencionales por el problema de que no se fijaban bien en mi ropa interior. Esta marca la pueden conseguir en Target.

Mi segunda marca favorita es Natracare aunque ésta tiene algunas de las desventajas que mencioné arriba. Aun así, es una marca confiable.

Si ustedes terminan su ciclo menstrual con un tipo de molestia como irritación, ardor, comezón, reacción alérgica o salpullido, te recomiendo que empiecen a usar alternativas más seguras como las que mencioné arriba. Desde que yo empecé a usar alternativas más seguras, no he tenido ningún tipo de molestia al terminar mi ciclo menstrual.

Bueno, espero que esta información sea útil para cada una de ustedes. Compartan este artículo con sus amigas y familiares.

Gracias y hasta pronto.


Referencias:

Naturallysavvy.com

Womensvoices.org

Es.wikipedia.org

¿Disfrutó este artículo?
Regístrese hoy y recibirá un correo electrónico una vez que se publique un artículo nuevo. Su dirección de correo electrónico no será vendida ni compartida. Puede darse de baja en cualquier momento. ¡GRACIAS!

Dejar un comentario