El propósito de este blog tiene como fin compartir sus experiencias, ideas y reflexiones a través de su jornada. Dicho de otra manera, la información expresada aquí no es una opinión médica y no sustituye el consejo profesional de su médico. A su vez, deseo aclarar que mi estilo de vida, rutina o régimen alimenticio podría ser modificada según la información emergente. Por tal motivo, te exhorto que haga su propia búsqueda y tome sus propias decisiones. Depende de usted que información desecha o considera meritoria.

Algunos de los contenidos presentados en mi blog no han sido evaluados por la Administración de Medicamentos y Alimentos, FDA, por sus siglas en inglés. Al mismo tiempo, el propósito no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.