Los Beneficios de Tener una Mascota y Mi Experiencia

con 1 comentario

Cuando la idea de tener una mascota surgió en mi familia, yo no estaba muy convencida de la idea. Yo no quería lidiar con la responsabilidad que conllevaba tener una mascota. Erróneamente, yo pensaba que tener una mascota me iba a absorber mucha energía. Tanto es así que empecé literalmente a rodar una película en mi mente.

Pensaba lo peor, clásico para muchos de nosotros los seres humanos. Pensaba que la futura mascota iba hacer sus necesidades dentro de la casa de no ir a tiempo afuera. En vista de que la mascota podría tener accidentes dentro de la casa, ya estaba literalmente oliendo el orín. A su vez, me imaginaba, a cada minuto, desinfectando el área con un mapo, guantes y desinfectantes para evitar que la casa tomará un mal olor. Además, me preguntaba: ¿qué pasaría si la mascota ladrará mucho y fuerte?; esta situación iba a molestar a los vecinos. La verdad es que había creado una situación que me estaba ocasionando estrés y para colmo no tenía ni la mascota.

Aunque había originado una película de suspenso en mi mente, de todos modos, nuestra mascota llegó a nuestro hogar. Hace aproximadamente cuatros años, una cachorrita, pequeña como una lata de refresco, llegó para quedarse en nuestro hogar. Pues sí, me encariñé con ella desde que la vi; mejor decir, cada miembro de mi familia simpatizó con la perrita.

Nunca pensé que podría tener un vínculo fuerte por mi mascota. De hecho, nunca pensé que mi perrita iba ser considerada como otro miembro de nuestra familia en vez de una propiedad. Eh, no estoy exagerando.

Cierto o no, una mascota es una responsabilidad. Debes alimentarlo(a), vacunarlo(a) con regularidad, cubrirles sus necesidades, brindarles sus cuidados básicos y mucho más. En mí caso, la alimento, la cuido, la baño, estoy pendiente a sus necesidades, le compro sus gustos (snacks, juguetes y etc.), le dedico tiempo y mucho más. Al mismo tiempo, debo acariciarla o mimarla porque a ella le encanta.

A pesar de todas las responsabilidades que conlleva tener una mascota, él o ella te ofrecerá alegrías y beneficios. Hay una frase muy reconocida por personas que dicen, “Cuanto más conozco a la gente, más quiero a mi perro”. Yo no sé si esta frase podría ser cuestionada por muchos, pero creo que existen personas buenas. Podemos cambiar y para bien, aunque los cambios ocurren si tienes la necesidad de hacerlo. Sin embargo, puedo decirte que mi perrita es un animal leal. Por ejemplo, no importa el estado emocional que me encuentre (triste o alegre), siempre ella está a mi lado. Otro ejemplo, ahora mismo, estoy sentada frente a mi escritorio escribiendo este artículo y ella está al lado mío, paciente, fiel y sin quejarse, esperando que yo termine. No importa si la reprendo, ella no guarda rencor, odio o venganza hacia mí. No importa el tipo de comida se le dé, ella se la come. Después de todo, ella simplemente está ahí para nosotros (mi familia) sin enjuiciarnos o recriminarnos. En resumen, ella nos ofrece su amor perruno.

Mi perrita se ha adaptado a cada miembro de mi familia como es el caso de mi esposo. Resulta que cuando ella escucha el sonido de las llaves, ella reconoce que al otro lado está mi esposo que viene de trabajar. Entonces ella se estaciona en la puerta moviendo su cola, y a la vez, impaciente esperándolo. El encuentro de ambos es único y especial. Él tiene que tomarla de sus brazos y acariciarla. Quizás, suena cursi para usted. Sin embargo, quién haya desarrollado un amor especial por su(s) mascota(s), sabe de lo que hablo.

Si no tienes una mascota, te recomiendo una. Créeme, no te arrepentirás. Al principio, la adaptación puede ser difícil. Debes comprender que al tener una mascota significa responsabilidad y compromiso a ofrecerle lo necesario (nutrición, tiempo, protección, hogar, veterinario y etc.). En otras palabras, debes amar a tu mascota y cuidarlo(a) como cuidarías a un hijo. Después de todo, tu mascota te amará sin condiciones. Te acompañará a todos lados si se lo permites. Estará a tu lado sin importar tu estatus económico o emocional y/o tu apariencia. En otras palabras, tu mascota es y será tu amigo fiel.

Beneficios de Tener una Mascota, En mi Caso, Mi Perrita

  1. Es bueno para tu corazón, tu cuerpo y tu mente.
  2. Compañerismo
  3. Puede ayudarte a liberar el estrés, y a su vez, aumentar tu estado de ánimo.
  4. Haciendo actividades con tu mascota, te puede ayudar a conocer nuevas personas. A veces, personas se acercan a mi perrita a tocarla, y de ahí, surgen conversaciones o amistades nuevas.
  5. Si deseas una mascota, pero no te decides porque tienes niños, tus hijos se beneficiarían de tener una. Ellos serían más responsables, colaboradores, amables y etc. Al mismo tiempo, los niños gozarían al tener una mascota haciendo actividades afueras; tales como corriendo, jugando, brincando, en fin, haciendo ejercicio.
  6. Llevando a tu macota a caminar o pasear, te ayudará a ejercitarte. Por ejemplo, yo llevo a mi perrita al parque, y a la vez, hago mi caminata.
  7. Es fiel.
  8. Puede ser una guía, protectora y guardiana de tu vida.
  9. Cambia tu vida. Como dije antes, nunca imaginé querer a mi perrita y tratarla como parte de mi familia.
  10. Te hace feliz, ¿por qué no?

En mi caso, hablé sobre mi perrita porque es mi única mascota hasta ahora. Por otra parte, conozco personas que tienen gatos y ellos aman a sus gatos. En el futuro, queremos otra mascota, pero vamos a ver qué pasa.

 

 

¿Disfrutó este artículo?
Regístrese hoy y recibirá un correo electrónico una vez que se publique un artículo nuevo. Su dirección de correo electrónico no será vendida ni compartida. Puede darse de baja en cualquier momento. ¡GRACIAS!

Un comentario

  1. Iliana
    | Responder

    Me gustan los animales así que lo tomaré en cuenta

Dejar un comentario